lunes, 19 de mayo de 2014

La Noche de Ayer

La noche de Ayer.

Rocío había venido a la casa para orientarme sobre a quién ver en mi próximo viaje, quién es quién y así poderme ubicar rápidamente en un ámbito que dejé ya hace 20 años.  Claro, si no te muestras la gente no se acuerda de ti, tienes que aparecer por todos lados me dijo, y eso me lo dejó claro.

Con esa misma premisa fuimos Rocío, Samikai y yo a casa de la Titi María Juliana, que hacía una comida íntima con unos amigos (todos casados).  Ellos eran 4 parejas, y nosotras 3, más Maria Juliana que también está soltera.

Al llegar a casa de Ma Juliana, no había dónde estacionar, fuimos al sitio de invitados, estaba lleno, claro, la cena comenzaba a las 7 y nosotras llegamos a las 9, después nos enteramos que todos habían llegado tarde, en fin, se me ocurrió estacionarlo en un pedacito de césped que sobraba porque otros carros también estaban ahí estacionados.

Felices nos fuimos caminando desde nuestro spot a casa de mi amiga.

Lo primero que hice fue ir a saludar a Lola, que vive con María Juliana, Lola es una tortuga que ella adoptó desde chiquitita, es increíble pero la tortuga es muy selectiva, y conmigo siempre se ha portado muy bien, sacó su cabeza para que le pudiera hacer cariño, me saludó, y no saludó a nadie más de la reunión, nos miramos y dijimos bueno así son los animales.

La noche íba corriendo muy bien cuando por acto de magia una copa de champagne se cae al piso, y todos brindamos por que eso significa buena suerte!
Como a la media hora otra copa cayo al piso... y otra, en total se cayeron 4 copas, 3 se rompieron.  Yo que siempre le ando buscando un significado a las cosas, pero en ese momento no le tomé importancia a los números, ni a las copas.

La noche siguió su curso, y yo estaba "mingling" como dicen aquí, en la terraza, con un cigarrito, cuando se armó un alboroto adentro en la casa, por el ventanal pudimos ver que una de las invitadas tenía todo el brazo lleno de crema chantilly!  El postre, fue a dar completito en su brazo.

Luego de toda esta tormenta de incidentes, pasamos a tomar las fotos respectivas, y comenzaron con las parejas, y pareja, y pareja, ...  y cuando nos tocó a nosotras yo hice la broma que también éramos pareja, hubo un silencio en la sala, jajaja, me encanta causar esos silencios, después de un ratito todos estábamos riéndonos nuevamente.

Llegó un momento en que ya me quería ir, y me dí cuenta que Rocío también estaba cansada y Samikai? enchufada a su Ipod, o sea que ella se iría cuando lo decidiéramos ya que podía estar en cualquier lugar en ese momento, a ella le daba lo mismo.


Me despedí mas rápido de todos y salí a buscar el auto, para que mis acompañantes no tuvieran que caminar tanto, dicho sea de paso, la única con tacos era yo, pero bueno y ahí estaba yo caminando cuando llegué al spot, y mi carro no estaba!! No lo podía creer, desapareció!!!!

Lo había cuadrado en un lugar donde, no había señales ni letreros de nada, no había ni un papelito donde ir a buscar el auto!  Se habían llevado mi auto y no habían dejado ni una señal donde ir a buscarlo!!!

El mundo se me vino abajo.  Ahora, justo cuando estoy juntando hasta el último centavo para el viaje, esas grúas cobran un ojo de la cara, más el overnight del auto, y encima hay que irlo a buscar al orrrrrto del mundo y pedirle a un buen samaritano que lo lleve a uno, claro ya estábamos lejísimos de casa, y éramos tres, bueno Rocío llamaría a su madre para que la recoja, pero Samikai y yo nos quedaríamos a dormir en casa de la Titi, y al dia siguiente estoy segura que mi amiga nos llevaría a recoger el auto. Pero para mi el mundo seguía bien abajo!  porque, esas cosas son como que.. uff no se como explicarlo. la ley de Murphy!!!!

Después me dijo Rocío que mi cara se había transformado, que entré a la casa con los ojos aguados a anunciar la desaparición de mi auto y que se conmovió mucho conmigo.  (ahora me río y pienso, por qué siempre me ponen de mala si yo también puedo dar una pena máxima y conmover a la gente?)

Salieron todos a la calle a tratar de ayudar como sea y después de revisar todos los posibles letreros felizmente encontramos uno a la entrada del condominio donde había un número de teléfono, logramos hablar con el gruero,  María Juliana  le habló en inglés, él muy displicente, horrorosamente abusivo, sin dar explicaciones,  que el carro estaría para recogerlo a las 9 am del dia siguiente, qué día siguiente, si era domingo!, había que irlo a recoger el día lunes!!!  Me quedé helada. PLOP.

Después de unos segundos que para mí parecían horas, lo llamé yo, y le pedí hablar en español, esa es la ventaja en Miami, todos hablan ambos idiomas y se puede conversar en el idioma que más te acomode. Le comencé a hablar con la única voz que me salia, de ultratumba, le dije super calmada, que no había ningún letrero que dijera que estaba prohibido estacionar, ahí se quedó como que callado, y luego me explicó que eso tenía sus sanciones, huy para qué me dijo eso, entonces yo le pregunté que si por no saber las reglas, él me íba a castigar de esa manera? le dije que yo vivía lejísimos, que no tenía empleo, que era madre soltera, en fin todo lo que pudiera conmoverlo, entonces me dio la dirección de donde él estaba y me dijo que eran $130, pucha yo ya estaba loca, solo tenia $24 conmigo, en fin, una de las parejas aprovechó para irse con la disculpa de llevarnos a recoger el auto, gracias a su amabilidad fuimos a recoger mi auto, dimos muchas vueltas porque la aplicación del teléfono nos mandó para otro lugar, cosas que siempre pasan!

Llegamos, la cara del tipo era de un prepotente, me imagino que se deben de topar con gente totalmente histérica gritona,  yo los veo como Piratas de la noche, se llevan los autos por la noche del día sábado, mientras más autos levanten y oculten mas ganan ellos, pensé que no me cobraría, porque no estábamos en ninguna oficina, lo encontré en la calle, pero, mi auto no estaba; como me pasa siempre que estoy totalmente histérica, bajé mis revoluciones y me bajé sola del auto a tratar de convencerlo a que me aceptara los 24 que tenía encima, después de idas y venidas y me dijo que lo menos que me íba a cobrar eran 104 que esto no era una negociación!!!, le lloré y le lloré, y miren que yo lloro bien bonito, pero nada!!!!
fui al auto de los amables y me prestaron el resto del dinero, y dollar por dollar logramos juntar 100 el tipo me los recibió y me abrió el portón de un terreno inmenso donde había otros autos,  revisé que mi auto estuviera bien, lo abro y arranqué, todo bien.


Por eso no me gusta salir manejando, carajo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada